Menu

0

0.00€

Los aditivos son paquetes de aditivos multifuncionales cuyo objetivo es el de reforzar las cualidades positivas de los aceites a los que se aplica ademas de aportar una protección extra. Incluso se agregan aditivos a combustibles y aceites en refinerías. ¿Como proteger el motor de nuestro vehículo?.

También dependiendo de la propiedad, como poder de dispersión, detergencia, punto de congelación, resistencia al cizallamiento. El test XUD-9 ha sido el test de referencia que se ha realizado durante los últimos 20 años. Debido al cambio dramático que han sufrido los motores diésel en los últimos años, se necesitaba un test que reflejara las necesidades de los vehículos modernos. Para dar respuesta a esa necesidad se desarrollo el test DW-10.

Ademas con el tiempo, los depósitos, por ejemplo, pueden acumularse en el sistema de inyección. Estos depósitos hacen que el vehículo pierda potencia gradualmente, pero estas pérdidas pasan prácticamente desapercibidas. En algún momento, se producen fallos de funcionamiento que requieren una visita a un garaje y las reparaciones costosas son inevitables.

Función:

Porque los aditivos son paquetes que se agregan al aceite de motor, aceite de transmisión y refrigerante para mejorar sus propiedades. Incluso se agregan aditivos a combustibles y aceites en refinerías. Sin aditivos, ni el combustible ni el aceite podrían entregar la potencia requerida. Si los vehículos modernos estuvieran llenos de combustible sin aditivos, difícilmente llegarían a ninguna parte. El aceite de motor sin aditivos tendría dificultades para resistir las tensiones y tensiones de los motores modernos e incluso podría causarles daños irreparables. Como tal, los aditivos no solo se toleran bien, sino que son de vital importancia para los automóviles. Todos los conductores los usan todo el tiempo, incluso si no son conscientes de ello.

¡Mucho que hacer!:

Por lo que los aditivos desempeñan diferentes funciones: deben tener un efecto de limpieza, cuidar los componentes mecánicos y protegerlos contra el desgaste. También contribuyen a mejorar la calidad, a proteger contra la corrosión, a minimizar la formación de espuma y a aumentar la potencia. Los aditivos para aceites de motor se adaptan específicamente a los requisitos vigentes resultantes del concepto del motor y los requisitos del fabricante del automóvil.

Esencialmente hay dos tipos diferentes de aditivos. El primer tipo se agrega a los combustibles y aceites incluso antes de salir de la refinería. Los conductores no tienen control sobre este proceso. Sin embargo, los aditivos que se pueden comprar en tiendas especializadas para mezclarlos con aceite de motor o combustible siguiendo las instrucciones emitidas por el proveedor correspondiente son una historia diferente. Estos aditivos confieren a los fluidos operativos propiedades adicionales que en muchos casos resuelven problemas y pueden evitar reparaciones costosas.

Por lo tanto, los aditivos adicionales pueden ayudar a ahorrar dinero. Los conductores pueden ver y sentir rápidamente los beneficios de los aditivos en forma de caída del consumo de combustible o de motores que funcionan más suavemente, por ejemplo. Sus beneficios indirectos son aún más importantes: cuando el motor, el sistema de aceite y el sistema de combustible se limpian, cuidan y conservan con aditivos, el automóvil se vuelve más confiable, es más probable que se eviten reparaciones costosas y la vida útil del vehículo se extiende. Varios miles de euros se pueden ahorrar fácilmente durante la vida útil de un vehículo.

Mas bien los aditivos adicionales son accesorios útiles pero no una cura milagrosa. Aunque, por supuesto, brindan asistencia (pueden ayudar a reducir el consumo de combustible, por ejemplo), las promesas como «reducir el consumo de combustible en un tercio» son dudosas y físicamente imposibles.

Los aditivos son paquetes de aditivos multifuncionales cuyo objetivo es el de reforzar las cualidades positivas de los aceites a los que se aplica ademas de aportar una protección extra. Incluso se agregan aditivos a combustibles y aceites en refinerías. Sin aditivos …

Como resultado los fabricantes de buena reputación nunca serán escuchados para hacer declaraciones de esta naturaleza. Pueden hacer referencia a pruebas realizadas con institutos de prueba reconocidos y conocidos que han confirmado la efectividad de los aditivos en los ensayos. Los fabricantes de buena reputación nunca serán escuchados para hacer declaraciones de esta naturaleza. Pueden hacer referencia a pruebas realizadas con institutos de prueba reconocidos y conocidos que han confirmado la efectividad de los aditivos en los ensayos.

Protege tu motor

Combustible Super E10:

El combustible E10 ha estado disponible en las bombas desde principios de 2011. Este «supercombustible» especial contiene 10% de etanol. Por el momento, la gasolina comercial estándar que contiene etanol al 5% seguirá a la venta. Por razones técnicas, no todos los vehículos pueden funcionar con combustibles E10. El uso de E10 puede conducir a los siguientes problemas, algunos de los cuales pueden prevenirse con aditivos adicionales:

Por lo tanto la corrosión de componentes metálicos ligeros hechos de materiales como el aluminio. El alcohol en el combustible provoca la acidificación con el tiempo, lo que resulta en la corrosión del aluminio y el magnesio. Los aditivos como los estabilizadores de gasolina pueden contrarrestar estos fenómenos (prevenir la corrosión).

En consecuencia aumento de los depósitos en las válvulas de admisión, boquillas de inyección y en la cámara de combustión. El mayor contenido de alcohol en el combustible produce más depósitos en las válvulas de admisión, boquillas de inyección y en la cámara de combustión. Los aditivos especiales de limpieza eliminarán los depósitos que se hayan acumulado en estas áreas. Los residuos y depósitos se pueden evitar eligiendo utilizar los aditivos correctos de forma preventiva desde el principio. Esto salvaguardará la confiabilidad y el buen funcionamiento del motor.

Medio ambiente:

Los aditivos protegen el medio ambiente. Los motores limpios queman combustible eficientemente y hacen el mejor uso posible de la energía contenida en ellos. Como resultado, consumen menos combustible que los motores sucios por depósitos. Algunos aditivos pueden incluso reducir el consumo de combustible. Menos combustible quemado significa menos emisiones de CO2. Esta es una ventaja para el medio ambiente.

Devaluaccion

Correr adentro. Todos los autos nuevos necesitan correr. Aunque los procesos de producción actuales son muy precisos, los componentes del motor aún necesitan «encajar». Ciertos aditivos para el aceite de motor ayudan a funcionar, por ejemplo, ayudando a la lubricación y evitando el desgaste excesivo durante el «encamado».

Cuidado.

Probablemente un nuevo motor que se ha ejecutado estará en la cima de su juego. Sin embargo, el desgaste y los residuos de la combustión pasan factura a medida que los kilómetros se aceleran, reduciendo la potencia, aumentando el consumo y haciendo que el motor sea susceptible a fallas y reparaciones. Por lo tanto, el objetivo debe ser proporcionar al motor la mejor protección posible contra la suciedad y el desgaste desde el principio. Los aditivos especiales de limpieza pueden hacer esto.

Calidad de combustible.

Sobre todo los motores modernos dependen de combustibles de alta calidad. La calidad del combustible puede variar de un país a otro e incluso de una bomba a otra. Un motor que funciona con combustible de baja calidad no puede entregar toda la potencia y no funciona sin problemas. La combustión de combustible ya no está limpia y los depósitos se acumulan dentro del motor, lo que representa un riesgo de daños.

Las siguientes razones argumentan a favor del uso de aditivos en vehículos más antiguos:

Generación de ruido

Aun mas a medida que pasa el tiempo, aumenta el desgaste del motor. El ruido generado por el motor se vuelve más fuerte como consecuencia. Los aditivos especiales de aceite pueden reducir la fricción en el motor, reduciendo así la generación de ruido.

Ceramico

Pérdida de gasoil.

Porque si un automóvil pierde aceite, las juntas del motor pueden ser la causa del problema. También hay aditivos para esta área de aplicación. Rejuvenecen las juntas frágiles, haciéndolas suaves y lisas. Esto resuelve el problema de la perdida de gasoil. Estos ingredientes necesitan entre 600 y 800 kilómetros para surtir efecto.

Sellador Bomba Inyección

Circuito de aceite sucio:

Sin duda con el tiempo, se acumulan cenizas, hollín y escombros en el aceite del motor. Esta es una de las razones por las cuales el aceite del motor debe cambiarse a intervalos regulares. Estas partículas se acumulan en el circuito de aceite y pueden dañar la lubricación o incluso dañar el motor. Los aditivos de limpieza proporcionan un remedio en este contexto. Un aditivo de limpieza se mezcla con el aceite antes de un cambio de aceite siguiendo las instrucciones emitidas por el proveedor. Sus ingredientes de limpieza activos aflojan los depósitos, que luego se drenan junto con el aceite gastado cuando se cambia el lubricante.

Limpiador circuitos

Radiador sucio.

Los residuos de aceite y la cal son consecuencia del envejecimiento de los radiadores. Estos depósitos pueden restringir el rendimiento de enfriamiento y causar daños a largo plazo al radiador. Estos problemas pueden aliviarse con limpiadores de radiadores que simplemente se agregan al refrigerante. Después de un corto tiempo, el refrigerante se drena junto con la suciedad suelta que contiene. El radiador limpio se completa con refrigerante nuevo. El efecto de enfriamiento y el rendimiento de calentamiento mejoran como resultado.

Sellador Circuitos Refrigeración

Radiadores con fugas. El problema de las fugas en el sistema del radiador se puede resolver con aditivos. Las sustancias de este tipo sellan fugas menores de forma inmediata y completa. Como resultado, se evita el llenado constante de refrigerante y el tiempo dedicado a buscar fugas.

enroperformance.com

Deja una respuesta

Añadir un comentario